Descripción del Proyecto

Habitación Gran carro de Tartana de casa rural cal Carreter

Habitación Gran carro de Tartana de casa rural hay Carreter Turismo Rural Garrotxa es una habitación de de plazas con baño privado y sala privada situada en la primera planta de Cal Carreter. Su acceso es por la escalera principal o bien por un acceso privado que accede a su gran terraza privada, su orientación al sur, hace que tenga vistas al jardín y al campanario del pueblo de Mieres.

La Sala está equipada con televisión de 32 pulgadas, dos sofás, mesa, cajoneras, también dispone de conexión a internet de banda ancha.

La decoración de la estancia es rustica, con remates de piedra, [object Window]. el mobiliario, [object Window] hay Carreter es rústico restaurado.

    Casa Rural Turisme Rural Garrotxa

    Noms coches?

    Los nombres de las diferentes habitaciones de hay Carreter Turismo rural Garrotxa con nombres de carros nos recuerdan que, hasta hace pocas décadas, este fue el medio de transporte preferente del campo y todo.

    Un carro se compone básicamente de tres piezas: un entablado horizontal, con barandillas o sin, dos brazos para pegar los animales de tiro y las ruedas.

    El oficio de carretero comprendía tanto confeccionar como llevar carros. Era considerado un oficio de difícil aprendizaje, y por ello gozaba de cierta reputación en el pueblo. También conocidos como carpinteros de ribera, los carreteros iban a ser al mismo tiempo buenos carpinteros y buenos herreros.

    El uso del carro hizo cambiar el diseño de las casas para que se pudiera maniobrar dentro: entradas anchas, carriles de piedra viva, cantoneras para proteger las paredes, etc..

    Incluso las calles de las poblaciones estaban configurados y pensados ​​para que el paso de los carros no provocara inconvenientes.

    El carro de escaleras, el de turno, la tartana, cigarro, de bot, la diligencia etc. son algunos de los carros que actualmente sólo se encuentran en museos, y que han quedado en desuso debido a la revolución que ha supuesto el motor de explosión.

    Nombrar nuestras habitaciones con estos nombre es nuestro pequeño homenaje a los carreteros y al oficio que llevaron a cabo.